"Lo que el culo esconde": erotismo y lenguaje en Hilda la polígrafa, de Alejandra Pizarnik

Javier Izquierdo Reyes

 

 

Ciertamente, si hay un texto olvidado por la crítica dentro de la producción pizarnikiana editada –y son muchos los textos insuficientemente tratados en ella-, ese es, ineludiblemente, Hilda la polígrafa o la bucanera de Pernambuco. Texto extremadamente complejo y difícil, donde el significante se convierte en prenda de la agonía –que no de la muerte- del significado, ha sido injustamente tratado hasta el punto de que ni siquiera tenemos una edición suya deseable. En efecto, si dirigimos nuestra mirada a la última edición, con aspiraciones de definitiva, que en la editorial Lumen publicó Ana Becciu, observaremos errores desde sus primeras páginas: el texto, por ejemplo, se abre con una dramatis personae incompleta en el apartado segundo de “Helioglobo -32-“, titulado “Algunos persopejes”, en el que la editora se ha dejado fuera más de la mitad de los personajes que, en efecto, aparecen completa y perfectamente descritos en los manuscritos de la autora. De ahí en adelante, encontraremos errores de todo tipo, que afectan incluso a la exclusión de textos completos, como es el caso de “Vestidos bilingües”, sin causa aparente ni explicación al respecto. 

Leer más 0 comentarios

Lo gótico y lo vampírico en La condesa sangrienta

Magdalena Quintana

En 1965, Alejandra Pizarnik publicó La condesa sangrienta, un texto breve pero intrincado basado en la biografía novelada sobre la aristócrata húngara Erzsébet Báthory (1560-1614) que la escritora surrealista francesa Valentine Penrose había publicado en 1962. De esta forma, se establece un juego de espejos entre la obra de Pizarnik, la novela de Penrose y la historia-leyenda de Erzsébet Báthory, supuesta torturadora y asesina en serie que acabó con la vida de unas 600 jóvenes en la región occidental de la actual Eslovaquia.

 

La complejidad de la obra reside en su transgresión, ya que en ella se vulneran los límites genéricos, estilísticos y temáticos. De esta forma, desde el punto de vista genérico, el texto participa de géneros tan dispares como el ensayo o la novela; mientras que estilísticamente comparte rasgos con la prosa poética o el relato histórico, entre otros; y, temáticamente, posee características de la novela gótica y de la literatura de vampiros. En este sentido, el relato se inscribe en los ambientes sombríos propios de este tipo de narrativa y se articula en torno a la figura de la condesa Báthory, que ha sido históricamente relacionada con el arquetipo del vampiro.

Leer más 1 comentarios

España

Javier Mérida

para Fer.

 

España,

 

España era una línea rosada en el amanecer que sucumbió al placer de las marismas.

España era una roca, altiva; el sueño de una cabra de los montes; venas.

España era una silueta lenta encaramada al deseo del mar: sal de sus labios.

España era el tronco tímido de la vid; el olivo sigiloso; semilla de ciprés.

 

España era un niña-toro que jugaba en el cañaveral, sola, junto al río.

La primera flecha se clavó en su testuz. Un zumbido anunció una lanza que le abrió el vientre:

manó sangre negra que se mezcló con el lodo; en sus ojos el terror de la muerte: el pedernal.

España era la niña-toro muerta, sobre cuya piel extendida, danzaron hombres con sus tripas en la mano.

 

Fue el primer sacrificio.

Leer más 1 comentarios

Carina Sedevich. Seis poemas

Carina Sedevich

Esposos

En diez palabras nos decimos todo:
quince años de esta vida,
tres reencarnaciones.

También los pájaros
que habitan en la orilla
comprenden cómo el mar
ocurre en el océano. 

Leer más 0 comentarios